Caucho reutilizado para asfalto de carreteras

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) controlarán a medio y largo plazo el comportamiento del caucho en la capa de rodadura de la Autovía del Olivar en Jaén. Con esta técnica de construcción sostenible se aprovecharán los neumáticos fuera de uso para su reutilización en el aglomerado de las carreteras.

Esta tecnología se ha aplicado a lo largo de 17 kilómetros, lo que ha supuesto el aprovechamiento de unas 180 toneladas de polvo de caucho, lo que suponer la utilización de unos 36.600 neumáticos fuera de uso.

Con esto se pretende reutilizar y reciclar un material residual como es el caucho procedente de los neumáticos. De este modo se reducirán considerablemente el número de ruedas en vertederos y ahorrando en recursos naturales.

La rodadura empleada en la Autovía del Olivar es una mezcla discontinua con áridos, que por su granulometría aporta mucha rugosidad y un buen comportamiento en caso de lluvia. Este hecho provoca que se incremente la resistencia a la fatiga del firme, incrementando su vida útil y aumentando la seguridad vial.

Esta experiencia innovadora se ha llevado a cabo mediante el empleo de dos tecnologías diferentes para la aportación del caucho. En un primer caso, se ha empleado betún modificado con caucho de origen comercial, mientras que en un segundo caso se ha empleado una técnica con menos experiencia que ha consistido en añadir el caucho al betún en la planta de fabricación.

De este modo los investigadores analizarán el comportamiento de la carretera para determinar cuál de las dos técnicas es la que aporta mayor rendimiento a la carretera.

Los responsables de controlar el comportamiento del firme son técnicos investigadores del Laboratorio de Ingeniería de la Construcción de la Universidad de Granada (LabIC) y el laboratorio Geotécnica del Sur, contratado por la Agencia de Obra Pública durante las obras de la autovía.

En los estudios de control también participan las empresas constructoras Sacyr y Ferrovial, que ya han utilizado polvo de caucho en los firmes de carreteras; así como la propia Delegación Territorial de Fomento en Jaén, responsable de la conservación y mantenimiento de la carretera.