El Gobierno destinará 600 millones a las empresas tecnológicas

El fondo de capital de riesgo que anunció el Gobierno irá destinado a industrias químicas, industria de la electrónica y TIC, industria del transporte, biotecnología y agroalimentación, energía y bienes de equipo con media capitalización.

Esta iniciativa, del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), tendrá una inversión total de entre 400 y 600 millones de euros, de los que 100 millones los aportará el propio CDTI.

A partir de este fondo, las empresas españolas de media capitalización que demuestren grandes capacidades tecnológicas podrán recurrir a un mercado de capital con el objetivo de aumentar los niveles de crecimiento y expansión. Las inversiones se dirigirán principalmente a los sectores de química (incluida farmacia), industria de la electrónica y TIC, industria del transporte, biotecnología y agroalimentación, energía y bienes de equipo.

Mediante este fondo de capital de riesgo, el Gobierno pretende compartir el riesgo con las empresas innovadoras españolas que apuestan por el crecimiento, el empleo de calidad y la competitividad internacional. Esta medida se une a otras de naturaleza similar que están destinadas a fases empresariales más iniciales (capital semilla y capital riesgo) y permiten reforzar las inversiones especializadas en empresas tecnológicas. De esta forma, el gobierno ha pretendido completar los fondos de capital riesgo Innvierte, una medida que se inició en 2012.